Con la llegada del buen tiempo y las altas temperaturas, el verano se empieza a sentir en el aire. Los picnics, las barbacoas y los domingos al sol empiezan a imponerse en nuestra agenda, como los platos ligeros, frescos y coloridos lo hacen en nuestra dieta. Lejos quedan los guisos y los platos copiosos y elaborados, y la carne y el pescado a la plancha y a la brasa empiezan a ganar protagonismo. En definitiva, cambian las guarniciones y cambia la forma de cocinar. ¿Quieres saber cómo seguir disfrutando de la carne en verano? ¡Sigue leyendo! Te desvelamos algunos tips para aprender a conservarla, cocinarla, acompañarla y, sobre todo, ¡saborearla!

Consejos para conservar la carne en la época estival

Las altas temperaturas son perfectas para la proliferación de microorganismos en la carne fresca, por eso es tan importante que, con la llegada del verano, prestas especial atención a su conservación.

Para empezar, lo más importante es que mantengas inalterada la cadena de frío desde que compras la carne hasta que la metes en la nevera al llegar a casa. Conservar estable la temperatura de la carne es el primer paso para evitar su deterioro y el desarrollo de posibles enfermedades un vez consumida.

La zona del frigorífico en la que guardes la carne hasta su consumo, también te ayudará en el proceso de conservación. Por lo general, los estantes situados en la parte inferior suelen ser los más fríos.

conservar-carne-en-verano

Y, por último, antes de almacenar la carne en la nevera, asegúrate de retirar los posibles jugos que haya expulsado, ya que son una importante fuente de proliferación de bacterias; utiliza un recipiente hermético para conservarla, en el caso de que la compres en la carnicería y no venga correctamente envasada, y recuerda consumir la carne en un plazo aproximado de 3 días. Aunque por regla general los productos frescos suelen durar una media de 8 días, no debemos olvidarnos de que, muy probablemente, cuando compramos el producto ya lleva expuesto algunos días.

¿Qué tipo de carne es más recomendable consumir en verano?

Consumir productos de temporada aporta numerosos beneficios: no solo son más sabrosos y nutritivos, si no que también son más económicos. Además, estaremos fomentando la agricultura y la ganadería sostenible y protegiendo el medioambiente.

En verano te recomendamos la carne de cordero, cerdo, pollo y ternera. Sin duda, las opciones más versátiles a la hora de apostar por cocciones a la brasa o a la plancha.

La mejor forma de cocinar la carne en verano

Como hemos dicho unos líneas más arriba, el buen tiempo nos anima a salir de casa y a disfrutar de las buenas temperaturas y del sol. Y las reuniones con amigos junto con una buena barbacoa, ¡son un plan infalible! Por lo que no hay duda de que la parrilla, la plancha y la sartén son tres grandes opciones a tener en cuenta a la hora de cocinar la carne en verano.

barbacoa-disfrutar-carne-en-verano

Una de las mayores ventajas de este tipo de cocinado es su rapidez. Además, con esta técnica, conocida como “cocinado por concentración”, las piezas quedan crujientes por fuera, con un apetecible aspecto dorado, y sabrosas y tiernas por dentro. Esto se consigue gracias al calor seco, directo e intenso que recibe la carne durante la cocción. De esta manera, se forma, rápidamente, un costra en la superficie de la carne, lo que la “sella”, manteniendo todos los jugos en su interior. ¿El resultado? Una vez alcanzado el correcto punto de cocción, la carne quede jugosa y deliciosa.

¡Consejo de parrillero! Antes de preparar carne de ternera asada, te recomendamos que la atemperes. Es decir, que la saques de la nevera unas 2-3horas antes de prepararla para que, al hacerla, no se quede fría por dentro.

Pásate por nuestro blog y aprende a preparar una barbacoa como un auténtico parrillero argentino con nuestro post con algunas claves de un asado argentino perfecto!

Y por cierto, si este verano quieres disfrutar de la mejor carne argentina a la parrilla en un restaurante en Barcelona con terraza, ¡ven a visitarnos!

Guarniciones de temporada: ¿con cuáles acompaño la carne en verano?

La guarnición también juega un papel importante en un plato de carne a la parrilla y, sin duda, las patatas y las verduras a la brasa son el acompañamiento perfecto.

Nosotros, en el restaurante argentino El Calafate, apostamos siempre por este tipo de guarniciones que puedes ir adaptando a las diferentes verduras de temporada. Ahora, en verano, es tiempo de pimientos, calabacines, cebolletas y tomates, por ejemplo.

guarniciones-carne-en-verano

También puedes acompañar la carne con ensaladas frescas y nutritivas. O incluso apostar por un mix, como la ensalada de pimientos asados.

Y, por último, no te olvides de las salsas. Nosotros, como buenos argentinos, te recomendamos la salsa chimichurri: una salsa muy aromática y fácil de preparar, repleta de especies, hierbas y un toque picante, ¡perfecta para acompañar cualquier plato de carne!

Ahora que ya sabes como disfrutar de la carne en verano, ¡solo te queda disfrutar!